Vloggers: hablan mucho pero, dicen poco

Desde un tiempo a esta parte, el portal de videos youtube ha sido el caldo de cultivo para que pululen y profiten una cantidad considerable de “personajes virtuales” que por medio, de una sucesión de clips de video editados se dan a conocer hablando, gesticulando y haciendo comedías o parodias de temas comunes y reiterativos que generan diversión y audiencia pero, también dudas del valor agregado, estos son los vloggers.

 vloggers

La verdad es que estos Vloggers generan miles de visitas inclusive, algunos millones en días como también, generan mucho dinero por conceptos de publicidad de youtube lo que es, realmente el incentivo, el elixir u objetivo esencial para seguir desarrollando un “formato comercial”  que linda por una parte, en lo novedoso y entretenido y en otra parte, en lo básico, banal y fútil pero que sin embargo, tiene encantado a una masa de teenagers que consumen esto y refleja fidedignamente a una generación amante de la tecnología, de un modelo económico y su instant gratification.

 

Vloggers: hablan mucho pero, dicen poco

 

Haciendo un pequeño ejercicio de sacrificio y tolerancia podemos hacer una inmersión en el mundo de los canales de youtube y ser testigo de un mundo frenético, catatonico y bipolar donde los pequeños sucesos de la vida adolescente pueden ser grandes temas para el comidillo de la audiencia y son continuamente, expuesto en pobres monólogos y exacerbada expresiones y grafica a veces, kitsch hasta el hartazgo pero, con miles visitas.

canales-de-vloggers 

Exponentes de esto son varios y como ejemplos, podemos señalar a Werevertumorro, Hola Soy German, elrubiusOMG, Yuya, CaELI, What da Faq Show y un largo y aburrido etcétera y que tienen en común, los temas que mueven a toda una generación de chicos:

 

 

El amor con sus desamores, citas, el primer o primera novia o beso, amor platónico.

El colegio con tareas, los exámenes, obligaciones y los tedios recurrentes.

La amistad, la diversión, los malos amigos y deslealtades.

Maquillaje y belleza, juegos online y revisión de videos bizarros y virales.

Entre otros.

 

Estos temas siempre serán muy apetecidos hablarlos y parodiarlos pero, si se revisan los videos de distintos canales podemos llegar a textos y monólogos que de alguna manera, se homogenizan en un formato comercial novedoso y que destila en sus guiones y argumentos construcciones de ideas pobres, ritualizándolas con humor delirante y expresiones de los rostros exagerados evitando de plano cuestionamientos o no abriendo ni estimulando caminos reflexivos que son “aburridos” y pueden alejar a un público adolescente que quiere divertirse si o si, sin hacer uso del cerebro y siendo consumido por lo flojo y fácil.

 

Esto puede sonar de alguien grave, catastrófico, de alguien que no tuvo una adolescencia libre y feliz o que bien, de alguien que le gusta o tiene una fijación con algún régimen donde las libertades personales y colectivas son esquilmadas… Sin embargo, no es así. refleja la inquietud e incertidumbre que pueden conformar distintas y nuevas piezas de este mundo y modelar sujetos o personas en el futuro con escasa capacidad de cuestionarse la realidad, que ronda en comentarios comunes y básicos y por sobre todo, una relativa inconciencia colectiva  que puede ser perjudicial cuando los abusos afloran en el día a día (pan y circo) sumado a la orfandad generado por algunos padres y la falta de responsabilidad, trabajo y rigor que brillan por su ausencia en estas nuevas generaciones.

 

Palabras de cierre…

werevertumorro 

Es cierto, que los Vloggers han aprovechado un gran trampolín como es youtube para hacer toda clase de rutinas y algunos hacerse ricos… ellos son el reflejo o espejo de una generación con sus inquietudes y variopinta cantidad de temas sobre valorados y expuestos de una manera fácilmente digeribles donde, el festín es la entretención por la entretención auspiciado por el lucro de la publicidad y pasando de alguna responsabilidad en los temas tratados y esto también cuenta para el portal de Youtube y Google.

 

Espero y seguramente en el futuro veremos una gradual evolución o muerte de los grandes exponentes de este formato comercial ya que, la edad no pasa en vano tanto para los vloggers como para la audiencia teenagers porque, no se puede tener 30 o 40 años hablando del primer amor, quiero ser feliz ahora, matar zombis o el vestido para salir de fiesta… creo que en gran medida algunos quedarán encerrados en sus personajes virtuales teniendo fecha de vencimiento, muy poco podrán preservar su temática y otros van a tener que reinventarse con mayor o menor acierto.

 

Finalmente, la prueba del tiempo será una oportunidad  y un desafió de  las capacidades o talentos y si, este formato, puede enriquecerse para un público más exigente de 30 o 40 años que le puede ser grato ver y escuchar algún repertorio enriquecido con temas contingentes sin dejar o añadir el  sarcasmo bien puesto o la critica ácida que gusta tanto.

 

De momento, tenemos buenas dosis de pan y circo para cultivar una mente diarreica.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *